fbpx

Tratamiento de adicciones y centro de desintoxicación

Secuelas de no tratar la adicción a la cocaína a tiempo.

Secuelas de no tratar la adicción a la cocaína a tiempo.

secuelas-adicción-cocaína

Tabla de contenidos de la noticia

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Debido a que la cocaína es una droga muy adictiva, es difícil que una persona cuando la prueba, pueda controlar su deseo e impulso a seguir consumiendo hasta tener una adicción a la cocaína.

De la misma manera, si la persona padece o ha padecido con anterioridad adicción a la cocaína, el riesgo de recaídas es alto, aún llevando tiempo sin consumir.

Algunos estudios recientes demuestran que durante los periodos de abstinencia de consumo de cocaína, el recuerdo de la euforia asociado con su uso, produce un deseo incontrolable de consumirla. Por lo que muchas veces, si no se trata de forma adecuada la adicción a la cocaína en un centro de desintoxicación, puede terminar en una recaída.

Si la persona no es sometida un tratamiento de adicciones y sigue su consumo a la cocaína, su cerebro empieza adaptarse a ella y a generar una tolerancia, lo que significa que necesitará una dosis de cocaína mayor y con más frecuencia para obtener el mismo placer que al inicio. Esto le puede generar durante su adicción a la cocaína ansiedad, convulsiones u otros efectos tóxicos de esta droga.

Además de los efectos a corto plazo, el consumo continuado de cocaína puede producir los siguientes efectos secundarios a largo plazo:

  • Síndrome de abstinencia intenso tras un período sin consumir con síntomas como somnolencia, depresión, irritabilidad, agresividad, etc.
  • Reducción de la capacidad de experimentar placer de forma natural (a través del ejercicio, la comida, el sexo…).
  • Trastornos psiquiátricos como ideas paranoides de persecución, de grandeza; depresión, alucinaciones y psicosis.
  • Hemorragias cerebrales y trombosis cerebral.
  • Pérdida muy importante de peso.
  • Impotencia, alteraciones menstruales, infertilidad.
  • Pérdida de apetito.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Pérdida de olfato.
  • Hemorragias nasales.
  • Perforación del tabique nasal.
  • Enfermedades de transmisión sanguínea como VIH, hepatitis B, hepatitis C (Si es vía intravenosa).
  • Cuadros alérgicos graves por las sustancias con las que la mezclan (Si es vía intravenosa).
  • Patología respiratoria: sinusitis e irritación de la mucosa nasal
  • Riesgo de infartos/hemorragias cerebrales
  • Cardiopatía isquémica.

La cocaína se suele consumir repetidamente y en dosis cada vez más elevadas, lo que puede llevar a la persona a estar irritable, inquieta y con paranoias, e incluso puede llegar un episodio total de psicosis paranoica en el que pierda el sentido total de la realidad y se sufra alucinaciones auditivas. Al aumentar la dosis o la frecuencia del consumo, también aumenta el riesgo de sufrir efectos psicológicos o fisiológicos adversos.

Es por esto de que des de Madicct, recomendamos que, si quieres evitar los efectos a corto y largo plazo, acudas en cuanto antes a nuestro centro de desintoxicación, estarás en las mejores manos, no te arrepentirás de haberte sometido a nuestro tratamiento de adicciones. Tu vida mejorará al 100% y te ahorrarás futuros problemas irreversibles.